jueves, 21 de mayo de 2015

VISITACIÓN OSCURA, UN POEMA DE EDUARDO VLADIMIR FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ















VISITACIÓN OSCURA

(Reynier Matos Betancourt In Memoriam,
1981-2015)


//
Apareciste en mi vida
para ser el torero que me corte el resuello.
No valen intentos de cornada
ni el traje de luces con que cubres tu desnudez.
Apareciste como un diablo
como el brujo que me ha hecho elevar
y dejar caer grande la piedra.
Para condenarme al olvido
a la desesperanza,
a la inanición
a la incapacidad de tejer una frase,
una mísera frase
que loe tus letras...
Apareciste para enterrarme
y congelar el tajo de mi vena
desde el cual ya nada fluye,
sino terror ocre,
verde tristeza.
Apareciste
y ya no puedo cantar la frase que me hiere,
volar sobre mis cielos de oropeles,
morir en mi suicidio elegido.
¿Por qué apareciste?
Para fundirme con el lodo del olvido
y faltar a mi palabra,
negando tu nombre tres veces
en la madrugada,
antes que cante el gallo de la nada.
Apareciste y se mueren
mis seres más queridos,
sin un boleto de alas en la mano
para ir a besarles la mortaja...
Apareciste, te di la palabra
y ya no soy más que un remedo en harapos,
perdido en el destierro
de mi abra,
lejos de mi fuente de luz,
hueco de fuerza motriz,
polvo de arena por alma...

//
Perdona si sigo silente,
porque apareciste en mi vida,
sin pensar siquiera
que eres el instrumento
de un espectro ausente.

//
© Eduardo Vladímir Fernández
//
(En dedicación a la muerte temprana y sin sentido
del niño-hombre que vi nacer
y muriera en el madero del sufrimiento,
virgen de fe, ángel de luz,
como un Cristo,
a sus 33 años

en mi tierra natal)



Eduardo Vladimir Fernández Fernández Poeta, crítico y filósofo. (Camagüey, Cuba 1962)  Ciudadano costarricense, residente en Costa Rica desde 1994) Master of Arts. en Filosofía (Universidad Estatal de Moscú, "Mijaíl Lomonósov", 1986) Profesor de Facultad de Humanidades (Filosofía, Teoría e Historia del Pensamiento Estético) de Universidad de Ciencias Pedagógicas "José Martí" (Camagüey, Cuba 1986-1994)


domingo, 17 de mayo de 2015

ONÍRICA




















Mientras oscurece 
y cruzas desnuda al otro lado del espejo, 
al otro lado de las fantasías 
de tus temores y miedos 
y toda ilusión de conquista 
es vertedero de sueños... 
Pero tú estás tan cerca que la más leve caricia  
es como brutal estruendo, 
y solo es posible mirarte desde el doloroso sueño, 
y toda voz que te habla convierte 
en polvo el silencio. 
Cuerpo huérfano del agua, 
eso eres a mis pobres manos cansadas 
de atrapar el burlesco viento. 
El viento que solo te alcanza 
cuando cruzas como un espejismo, 
la puerta del inverosímil tiempo.
Mientras amanece 
y quiebro con mi sombra hambrienta 
el intocable espejo.



Derechos reservados @ Claudio Lahaba.

Mayo, 17, 2015. Elizabeth, NJ

domingo, 3 de mayo de 2015

MARCO ANTONIO PANEQUE GAMBOA: SITIO DE ESTACIONES, SU PRÓXIMO LIBRO DE POESÍA.

















El aplastante TODO
posteridad del siempre construyendo los días
animal amaestrado de lo imposible
ausencia
orquestada en un futuro despojado de flores y rincones
simulacro de lo unánime
más allá de la misma inercia
que nunca fue inercia
porque otro movimiento la conmueve 
el TODO
contundentemente único
ocupa un espacio sinfín y otro punto encima del infinito
todas las maneras de la muerte
de la vida que elige ser siempre vida
o morirse TODA
una rima asonante
o un pájaro que siendo árbol
ahora es TODO PÁJARO también domesticado
un cauce que confluye en otro cauce
donde TODO se encuentra
y choca
y se mezcla
exclusivamente TODO
la ancestral alquimia del caos
de donde nace la NADA

PÉRDIDAS, DEL LIBRO POEMAS PARA NOMBRARTE



















Tú nunca sabrás realmente
cuánto has perdido,
no podrás tener la certeza
de lo que perdiendo
hubieras ganado.
Todo aquel que no se detiene
en el tiempo de las pérdidas
es alguien que sobre su propio
anhelo de conquista triunfa.
Todo aquel que renuncia
no poseer de nuevo lo perdido
su deseo sobre lo que no tiene
jamás ambiciona.
Tú nunca sabrás
cuánta agua puede derramarse
por entre las grietas
que dejarán siempre
al cerrarse tus manos.




Derechos reservados © Claudio Lahaba

viernes, 1 de mayo de 2015

EN LA PLAZA ANTIGUA DE LO QUE FUERA LA CIUDAD....



























A Yoel Mesa Falcón



En la Plaza antigua de lo que fuera la ciudad
donde mi cabeza es un vertedero
y las voces rojas sobre las paredes chorrean sangre
está alguien que no eres tú ni es otro.
Pero por un instante nuestras miradas son las mismas
entre tanta gente como entre tantos anuncios
entre el frío rejuego de ser lejana penitencia.
Un hombre con la cabeza que me pertenece.