lunes, 24 de junio de 2013

POEMA INÉDITO DE TRISTÁN A ISOLDA




Isolda, yo también quiero escribirte un poema de amor.
¿Qué dirán los grandes poetas que con fino linaje antes
lo hicieron?
Empezaré por ordenar mis documentos.
Buscaré entre el ropaje algún papel de cigarrillo
donde algo de nosotros escribí.
Es difícil este oficio de repetir de otro modo lo mismo
después de tantos siglos
y más cuando mis mejores poemas de amor
a fueron escritos
o mirar desde un alto cielo la jodida luz
que ahora cae para sí en perfecta liturgia.
Vamos con prisa alguna sin la alta Gracia
y en desmedido tropiezo lo mismo que es.
Yo no sé nada de tu historia.
He sido un hombre inculto a lo sumo.
Estas plegarias solo servirán para inspirar a otros
a que hagan lo mismo.
Isolda, ayúdame a salir de este manicomio en mi cabeza
donde se resumen los días lentos.
Hazme comprender que siempre existirán
historias tristes como la tuya,
y que al menos, algo de lo vivido
reconstruyó el tiempo de ayer.
Isolda, intentando un poema de amor
resulta que perdido estoy.
Pregunto sin importarme que después de todo fuera casi igual.
Podría arrancar del alma toda ternura.
Hablarme a mí mismo de espaldas con todas las furias.
Podría pero no podré.
Dada las absurdas circunstancias
se aproxima un mal tiempo.
La ciudad antes del amanecer cerrará sus puertas
y yo, que no tengo bien definidas mis predilecciones
no sabré que hacer.
Puedo esta noche convertirme en algo aborrecible
despreciar mi entereza de saber lo que soy.
Puedo saber que algo semejante se aproxima.
Me avergüenzo de todos aquellos años
y pregunto si el delirio está muy cerca.
Tal vez esta carta sea un testamento que nadie leerá.
El pánico que siento por la vida me lleva vivo a donde quiero.
He caminado descalzo sobre vidrios.
Maldecí y me entretuve.
Aprendí el arte de decir sin palabras.
Soy testigo fiel de otra vida.
Aquí están todas las historias que por temor no conté.
Volveré al abismo sobre una deshumana luz
Isolda. Lo sé.




Derechos reservados © Claudio Lahaba
Del libro Torpeza de Amante.


viernes, 7 de junio de 2013

PASAJERO SIN OFICIO Y OTROS POEMAS......JUAN CALERO RODRIGUEZ


 


Juan Calero Rodríguez, de padre canario y madre cubana, nace en Guanajay, La Habana, Cuba. Aunque su formación educacional ha corrido por las ramas técnicas como estudiar hasta el quinto año de Ingeniería Industrial, y ser graduado de Delineación Mecánica y Delineación Arquitectónica; su verdadera vocación ha estado entre, la pintura, caricatura y el diseño gráfico, llegando a exponer en algunas salas de la capital cubana, y la literaria habiendo desarrollado los géneros de poesía, cuento y novela. Ha obtenido varios reconocimientos en diversos concursos como el Vicente Silveira y Arjona; el Premio de Poesía de Amor, de Varadero; el III Concurso Provincial de Ciudad de La Habana Luís Rogelio Nogueras; el XVIII Encuentro Provincial de Talleres Literarios de La Habana. En España, fue el ganador en la última edición del Premio Uni-Verso celebrado en Tenerife, el Tercer Premio del XVII edición de las Jornadas de la Viña y el Vino y 1º Accésit en I Certamen de Poesía Erótica en Canarias. Ha publicado los poemarios PALABRAS DEL BALSERO y PASAJERO SIN OFICIO. Tiene otros libros inéditos de cuento y poesía. Actualmente reside en San Andrés y Sauces, La Palma. Es fundador y Presidente de la Agrupación Cultural ARTEnaciente, una agrupación cultural del noreste de La Palma, donde en cinco años de creada han realizado 75 eventos de teatro, pintura, escultura, fotografía, cerámica, artesanía, música y literatura. En la rama literaria ha lanzado el Certamen de Poesía para Canarias ARTEnaciente en dos ocasiones.