martes, 22 de enero de 2013

CIRA ANDRÉS ESQUIVEL: VISIONES



CIRA ANDRÉS ESQUIVEL: Poeta cubana. (Nació en Florida, Cuba, 1954). Es graduada de la Escuela Nacional de Instructores de Arte. Tiene publicados los poemarios Visiones (1987), Sobre el brocado de los ojos (1991), Parábolas (2003) y Gertrudis Gómez de Avellaneda. Memorias de una mujer libre (2008). Ha sido antologada en Cuba, España, México, Inglaterra, Italia, Unión Soviética. Ha colaborado con varias publicaciones periódicas del mundo. Reside desde 1999 en Barcelona. Los poemas presentados en esta oportunidad han sido tomados de su libro VISIONES, libro este, que por razones afortunadas del destino encontré entre tantos papeles y documentos empolvados, que traje como único equipaje a la salida de mi país en el año 2001. Este poemario, que considero una reliquia de la mejor poesía escrita en la época de los 80 en la Isla, fue publicado por la editorial Letras Cubana en 1987. Cito la contraportada del libro para dar una referencia más íntima que nos invite a su lectura: “La infancia y el amor tejen su manto de poesía en las Visiones de Cira Andrés Esquivel. La muchacha, que recién descubre la vida, encuentra re-interpretados los cuentos de hadas, fundidos y a veces confundidos con los ensueños del amor, con las calles de la ciudad o con una intimidad que se extravierte en poesía”.


 

                             ENCUENTRO

 
Podría lanzarme a tu encuentro
gritarte que te detengas          que no sigas
la vida es cortísima y dos horas
pueden ser muy largas
que me oigas          traigo la sabiduría de una
         mujer sola
una mujer en las fauces de sí misma
podría agitar en tus ojos una bandera blanca
pedirte un  minuto de paz           de sosiego
un minuto para convencerte
que el amor no es una guerra
estar contra de
sino a favor
de otro y de uno mismo.

 

                              VISIONES

 
Estaba detenido frente al mar
y obsesionado, hablaba de lo antiguo que era,
de cómo en un segundo miles de olas se formaban
en las innumerables costas del mundo
                                    para regresar a la nada.
Detrás de él yo aseguré
su terrible pequeñez frente al mar.
Alguien detrás de mí, apenas nos distinguía.
 

 
               DELIRIO DEL QUIJOTE

               
No eran de viento los molinos, Sancho,
sino de tiempo.
Ha sido desigual la pelea, tan difícil,
las aspas giraban hacia arriba, indiferentes,
y yo minúsculo abajo, en su sombra.
Eran de tiempo, Sancho
grandes conos erguidos y en la cima
un remolino indescifrable.
Hubiera podido ganar la batalla
pero equivoqué las armas
y ahora me hundo. Déjame ver tu cara
que perderé también y arriba
busca sólo el sol
porque no hay molinos de viento, Sancho.

 

        
                       REINO DEL AVE

 
Hueco en el espacio,
silueta repartida por los aires:
totí,
raro estancamiento en la memoria.
¿Qué soledad precipitas en las alas?
Negro rumor de marabú
cuando el sueño asaltaba la casa
y estaban reunidos los jazmines.
Trillo para el regreso
donde el bejuco asalta.
Largo vuelo de la infancia,
¿cómo recuperarte?
 

 
                           HABANA 82

                   (Notas para el futuro)


Nosotros también recordaremos,
será inevitable acudir a la memoria,
aspirar viejos olores, cierta humedad
de pasajes que viviremos simultáneos
a otra realidad que no ha llegado.
Pero  ¿Qué cosas serán las que pervivan,
tu olor, acaso, será definitivo
a través de todos los olores que me aguardan,
me inventaré historias de delfines
para terminar las que nunca concluyeron
o explicaré a los que pregunten
que nuestra soledad fue un miedo inevitable
( la muerte llegaba en la cara de los amigos)
y nos aferrábamos a la alegría
con la nostalgia de quien conoce su reverso?
 
No puedo prever qué recordaré.
 
Quizás, si hable  de ti, sienta
no haberme podido prolongar
hasta esa juventud que vendrá y amaré
más que a la nuestra porque será un amor
del corazón y la memoria.
 


Derechos reservados © Cira Andrés Esquivel, 1987.

 

4 comentarios:

  1. me gustan, lo linkeo en facebook, si quieres decir algo más, u otra información del espacio o los poemas comentarlo allí, un abrazo.
    sonia díaz corrales

    ResponderEliminar
  2. Cira, ¡Gracias!, cariños muchos poeta, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Gracias siempre mi querida Cira, por ti, por estos poemas, un beso.

    ResponderEliminar
  4. Cira es una excelente voz..gracias por ello

    ResponderEliminar