jueves, 29 de noviembre de 2012

HONORE DE BALZAC: LAS ILUSIONES PERDIDAS

Por Santos Dominguez


Es la más larga y posiblemente la mejor de las novelas de Balzac. Las ilusiones perdidas, que en un principio estaba pensada como una novela corta, acabó convirtiéndose en una trilogía: Los dos poetas, Un gran hombre de provincias en París y Los sufrimientos del inventor son sus tres partes.
Balzac las escribe entre 1835 y 1843, inmediatamente después de su Cesar Birotteau, y antes de La prima Bette. Son sus años más creativos, los años en los que decide la integración de estas novelas en una serie, La comedia humana, que completaría febrilmente en los siete años posteriores, asediado por las deudas. En total noventa novelas hasta su muerte en 1850.

martes, 27 de noviembre de 2012

DIALOGO FRENTE AL ESPEJO A ESPALDAS DE LA PRIMERA MENTIRA QUE NADIE DIJO. Claudio Lahaba

 
 
 
                                            "to be or not to be".
                                                             Shakespeare.

 
POLIEDRO:   Mostrado   no   de  nadie  ni  de todo. Primero
ser   sin   tener;   fregadero  esponjoso, lino   de   vidrio  y
pared   reciclada.    Cuarta dimensión,  asco con sed y veis
que extraña  mañana  agita  la jauría que el viento teje, los
hilos  del  ojo,  inodoro  abajo,  telaraña  y  bombilla,  fría
piedra alumbra sutil, caliente espuma.

 
SOMBRA:  Noche de por nacer quiebro; en  la  cúpula
Ángeles y murciélagos copulan. Es el ojo  eructado, es 
sangre del  ácido esplendor que vierto  y  a la  caída infringe.

POLIEDRO: Mirad atrás, mirad que limpias las manos del
bulto,   podredumbre  y   espaldar,   cabezas  succionadas,
la  pata descolorida del rectángulo.

SOMBRA: Herrumbre.

POLIEDRO: Juega a Dios, juega a cortar la cabeza contra
cara de terror y usura. Maloliente tarja y la suma antigua de
los vasos sagrados, creencia  del  vuelo en el fondo y arriba,
de  polvo  abajo lo inusitado, ceniza de árbol podado si
abiertas las puertas temen que el miedo y escarcha del pez
aparezcan.

SOMBRA:  Parimos lo oscuro, nada somos, parimos lo
oxidado  siempre vamos; a dónde volvéis,  a  dónde, que lo
oscuro gire alfarero en los campos desiertos  del  miedo.
Sembramos brazos, relojes y  las  casas  antiguas  también
sepultadas. Un giro  de  costado  respira el silencio; el agua
grita soldado el  agua  lenta empuja. A qué infundir una gota
de tiempo  la   memoria agujereada cayendo, y la época es
otra  los  Leones de aceite comienzan a hervir. En el fondo de
la  ciudad  un  hombre  como  un  perro  de  brazos
clamando: Qué somos, a dónde fuimos si el ir  jamás 
imaginamos.

POLIEDRO: Un castillo para adorarme no un templo he
construido;   en   las   calles   se   respira   la  transparencia,
es un pájaro barnizado de  luz  que  escupo y exijo, una
cadena que muevo desde lo  alto   donde estoy para que en la
altura mi rostro con  el  de  Dios  se confunda; una línea
azul,  un  parque  inundado de humo y parvedad, las plantas
de vinil y  el alumbrado de gamuza multicolor para alabar.
Qué oiré‚ qué dejaré de oír y escuchar.

SOMBRA:  Por este medio le comunico que hoy  es  un  día
especial y no teniendo más licencia sin  sueldo  acudo  al
llamado, acudo a la certeza  microscópica de estar alerta.

POLIEDRO:  Cuatro  caballos sin fuerzas  no  cuatro  jinetes
son  los  que  necesitamos,  que  halen  sin   aliento los
turrones de luz, que muevan los ríos  y  las selvas, oh, que a
patadas saquen el  Armagedón,  el filoso grumo, la esbelta
resonancia de las horas  en  cuya  membresía  esperamos.
Cuatro  gordos   y  hermosos alazanes o la bestia inmunda
en calidad de  préstamo.

SOMBRA:  Coronadme he sido y soy. Ego sum  qui  sum
rodando la manzana pensar en el suicidio es extraño  la
gloria conozco no engañe más mis ojos que  nada  ciegan
piden:

 

 

                            Trozo de lodo carnicero                 
                           semilla durazno y gondolar
                           la cúpula en ceguera ocular
                           para del mar ser el primero.

 

 
POLIEDRO:  Conozco  que  conociendo  caigo,  caídos hablar
dónde diré, áspid, estrella, yema de cal.

SOMBRA:  Una  sola quiero una  cara  lunar,  óvalo,  espacio
más dimensión quiero.

POLIEDRO: Tenéis lo soñado, sin con soñar infundes
apetecido y onírico empeño.

SOMBRA: Una oscura pradera tampoco me convida.

POLIEDRO:  Patria  puede ser humanidad,  la  bolsa
colgante podría ser; qué puede ser lo que sin haber  sido y no
siendo ya es.

SOMBRA: Let it be.
 
 




Derechos reservados ©  Claudio Lahaba.
Código de registro: 1210032453364
Safecreative.org
 
 



 

ERNEST HEMINGWAY: UN DETECTOR DE MIERDA INCORPORADO


Esta famosa entrevista a Ernest Hemingway, y de la cual ofrecemos un fragmento, fue realizada por George Plimton y publicada originalmente en la revista The Paris Review en 1958 y editada en castellano en Narradores1. El Ateneo, 1996. Fue transcripta desde el diario Clarín de su edición del Domingo 18 de julio de 1999.












-¿Le resultan placenteras las horas dedicadas al proceso de la escritura? ¿Podría decirnos algo de ese proceso? ¿Cuándo trabaja usted? ¿Mantiene un horario rígido?

 -Me resulta muy placenteras. Cuando trabajo en un libro o en un relato escribo cada mañana, en cuanto haya luz. A esa hora nadie molesta y está fre3sco o frío, y uno se pone a trabajar y se caldea a medida que escribe. Uno lee lo que ha escrito, y como siempre se interrumpe cuando sabe qué es lo que va a ocurrir a continuación. Uno sigue a partir de ese punto. Uno escribe hasta llegar a un lugar en el que todavía le queda resto y sabe lo que ocurrirá a continuación, y allí uno se interrumpe y trata de vivir hasta el día siguiente para volver a seguir con eso. Uno ha empezado, digamos, a la seis de la mañana. Y puede seguir hasta el mediodía o dejar antes. Cuando uno se detiene está vacío, y al mismo tiempo no vacío sino llenándose como cuando ha hecho el amor con alguien a quien ama. Nada puede dañarlo, nada puede ocurrir, nada significa nada hasta el día siguiente, cuando uno vuelve al trabajo. Lo difícil es la espera hasta el día siguiente.

sábado, 24 de noviembre de 2012

EL UNICO HOMBRE. POEMAS DE RAFAEL VILCHES....Publicado por Claudio Lahaba





"Aquí está mi palabra tómala
Y espárcela por los bosques
por las calles
por las ciudades."


               Zoelia Frómeta Machado


"Hemos vivido solos en una isla
solos en un astro de humedad y luz durante siglos".


                Michael H. Miranda



"Un país es una enfermedad que se padece para siempre
Condesa Descalza: Tuyo es el reino"


                 Abilio Estévez




Y si murmuro
Si mis labios dicen libertad

mi corazón esponjado late

por esta isla que son mis ojos

atravesados por el mar

por los pocos hombres que conozco

o la mujer que amo

y mi voz suena hueca

mis pasos no dan con su destino

me desgarro hasta la deslealtad

disiento

y la mudez de estos años me protege.








DONDE CRECEN LOS ALAMOS.





No hay en mi memoria álamos ni olivos
no he pasado el umbral ni la noche

mi cuerpo es dócil

los días se vienen con dureza

¿Dónde crecen los álamos?

¿Dónde los olivos?

Es duro el viento
en mi portal cae la lluvia

mi pecho quiere comer aprisa

su soledad su miseria

¿Veré los álamos?

¿los olivos?







NO ASOMBREIS.



       A la memoria de Albert Camus



En la ciudad han comenzado

a morir las ratas

Que el temor

no se apodere de la ciudad

prisioneros no importa

no os asombréis

en estos tiempos de peste

morirán

ejemplares mayores.








ANGEL COBAR





"Si quieres morirte

tendrás que hacerlo con tu mano

pero el que se mata es un ladrón:

así lo dijo uno que ya está muerto"–

                 A. Escobar





Le pusiste cascabeles a la noche

a la muerte

detonas sobre la calle escribiendo grafittis

tu sangre aún palpita

el aire pudre en tu cabeza

un grito una bandera el espanto

los ángeles salen a escobar tu sombra

ahí te vemos prendido

con la voz escrita en el abismo

fue tu vuelo

te sabías muerto escoria

error olvido y tu cuerpo

sin escobar

el jardín rojo contigo y el titubeo

el forense:

Es un pájaro

ha caído del cielo

donde los ángeles cobar habitan

coleccionan miserias

algún que otro nombre

un febrero para echarse y errar el vuelo

cosas de ángeles

que saben de suicidio y eternidad.









EN CASA






¿Qué diré

si se personan lo amigos en casa?

¿Con qué ojos de polvo

le muestro la lluvia

las galerías tejidas en el frío?

Estos árboles

que lanzan sombras sobre el corazón

Si llegan los amigos

¿tendré manos para ocultar los agujeros

que las olas no logran disipar?

¿Y si los amigos

traen

                                       manos

                                                                 pasos

                                                                                                  ojos?




DE EL ÚNICO HOMBRE.



Jurado: Alex Pusides

Pablo Guerra

Omar Parada

Ediciones Orto 2005

ISBN 959-7179-27-X




RAFAEL VILCHES PROENZA. Vado del Yeso, Río Cauto, Granma, 10 de diciembre de 1965. Poeta y narrador. Licenciado en Educación en la especialidad de Artes Plásticas, por el ISPH. Reside en Holguín, donde se ha desempeñado como metodólogo de literatura del Consejo Provincial de Casas de Cultura, Especialista Principal en el Departamento de

Promoción de Cine, Especialista en el Centro Cultural Lalita Curbelo Barberán, Promotor en el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Holguín, actualmente trabaja como Especialista en el Centro para el Estudio y el Desarrollo Sociocultural. Egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Director de la Revista de Arte y Literatura A Contraluz, Bayamo. Premio en los encuentros literarios de Granma, 1993 y 1996. Premio El amor en la literatura, 1995. Poesía. Bayamo. Premio Literatura AHS, 1995. Granma.



Premio Safo, 200, Poesía Bayamo. 1ra. Mención La Oveja Negra, 1995,.

Cuento Las Tunas.-1ra. Mención Cuentos de Amor Las Tunas, 1995.

Mención Encuentro Nacional de narrativa, 1996. Cuento Manatí. Premio

Batalla de Guisa 1995 (poesía), -Premio 20 de Octubre, 1996, 1997 y

2000. Cuento, Poesía, Manuel Navarro Luna 2004 y 2010 (poesía), De la

Ciudad de Holguín 2005 (poesía), La enorme hoguera 2006 (poesía),

Nacional de Poesía, Centenario de Emilio Ballagas, UNEAC, 2008.

Mención Nósside Caribe, Italia, 2005, Mañana, otro día de agua.

Mención Poesía UNEAC Julián del Casal, 2007. -Como una campana que tañe en el fondo de un lago, 1997, Plegable. Poesía. Ediciones

Espiral. Bayamo.-Junto al brocal del tiempo, 1997,

Plegable. Poesía,

Ediciones Orto. Manzanillo.-Y si los álamos, 1998. Plegable. Poesía,

Ediciones Espiral. Bayamo. Aparece en las selecciones Al Sur está la poesía (Ediciones Bayamo, 1997), De naciente fijeza (Ediciones Bayamo-Cuadernos Beth-el, 1998), De Cuba te cuento (Editorial Plaza Mayor, 2001), Historias recicladas (cuento, Ediciones Bayamo, 2001), Antología de la poesía cósmica cubana. Tomo III (FAH, México, 2002),

La revelación absurda (cuento, Ediciones Bayamo, 2002), Desde ninguna parte una palabra (cuento, Ediciones Bayamo, 2004), -Memoria de los otros (cuento, Ediciones la Luz, Holguín, 2007) y Puente del tiempo

(Ediciones Holguín, poesía, 2006). Ha colaborado en A contraluz, Vértice, Ventana Sur, Diéresis, Ámbito, La Demajagua y La luz de Yara, así como Memoria de la voz (México), Revista El pájaro de papel

(España, 1997, cuento), Revista Safo (Chile, 1997, poesía), -Revista

Norte, México, 2000. Poesía. Revista Del Caribe, 2001. Poesía.

Revista A Contraluz, 2001. Poesía.-Revista Universidad Veracruz.

Cuento.-Revistas Aguamarina, España, Poesía. Arco y Espuela,

www.arcoyespuela.blogspot.com Brasil, www.amanecer, www.bifronte,

www.otrolunes.com Alemania, www.diariodecuba . Obra publicada:

Ángeles desamparados (novela, Ediciones Bayamo, 2001), Dura silueta laluna (poesía, Ediciones Bayamo, 2003). El único hombre (poesía,

Ediciones Orto, Manzanillo, 2005), Trazado en el polvo (poesía,

Ediciones Holguín, Colección Premio, 2006), Tiro de Gracia, (Ediciones

Holguín, 2010) y Pais de Fondo, Ediciones Orto, 2011. Catalyst volumen 6 (poesía, diciembre 31, Nueva Zelanda 2007). Alchemy of the Islands, (Alquimia de las islas. anthology of New Zealand and Cuban Poetry

2008) Revista Gargantúa, Honduras, 2010, Canadá y In Our Own Words,

Vol. (. (Estados Unidos, MW Enterprises, 2010. El sagrado Silencio del Valle. Poesía Holguín, Cuba (Hidden Brook Press, Toronto, Canadá,

2010. Ediciones Bilingüe). Está en los Catálogos de Ediciones

Holguín. 1986-2006 (2006). Ha colaborado en A contraluz, Vértice,

Ventana Sur, Diéresis, Ámbito, La Demajagua, La luz de Yara, Catedrales de hormigas, y en Memoria de la voz (México), Aguamarina,

Alhucema, España. Distinción XX Aniversario Asociación hermanos Saiz



1986-2006.





El día que cuentes mis años irás almacenando dolor a dolor las heridas los tropiezos la muerte

(“El único hombre”) Merecedor del Premio Nacional de Poesía “Manuel Navarro Luna” en el año2004, El único hombre es un libro que inspira sosiego, a pesar de que la honda y perdurable soledad humana abordada en la mayoría de los textos se muestra con palabras que pudieran convertirlo en golpe o hemorragia, aullido o desesperación, derrumbe de esperanzas.Dividido en cuatro secciones (“Y si los álamos”,“Cuando se teje el silencio”,“Noventainueve diecisiete” e“Iniciales que cantan”), el poemario se afirma sobre una unidad temática sustentada de angustias existenciales. Su autor con fina sutileza entreteje emociones, y quienes lo leemos penetramos en una galería íntima donde cada obra expone de manera realista y confidencial una etapa de vida que también puede ser un día, varios años, fracciones de segundos. Quedan atrás otros sentimientos cuando prevalece el amor. Este es un libro de AMOR por encima de dolor.

Rafael Vilches Proenza aborda el tema de maneras disímiles. Hace notable la incertidumbre ante el porvenir o lo que jamás vendrá, cierta nostalgia por lo que no ha podido retener la memoria al no haberlo tenido nunca, el temor de mostrar a sus amigos no sólo la inmundicia de todo lo que muere, o las desolaciones materiales; sino una desolación espiritual que a la vez que estalla ” me desgarro hasta la deslealtad / disiento”, se refugia y apega con ahínco a la belleza de lo que por derecho propio le pertenece: la libertad, un corazón latente,“esta isla que son mis ojos atravesados por el mar”. El hogar, la pérdida de la amada, el nuevo encuentro con ella y con la vida, los hijos dispersos y un padre ausente son fundamentos constantes para quien con un verso libre a plenitud hace útil la palabra precisa y la utiliza por igual exhibiendo un elevado nivel de síntesis, de depurado lenguaje Inocente pudiera parecer a primera vista su discurso cuando expresa:

“...yo que soy un tipo triste / canto cuando una mujer se va / y lloro al regreso de la llovizna en los cristales” o al escribir “las fechas se olvidan / los amantes se suceden / pulen las mismas piedras / ciegos / se despiden”.



Pero la inocencia (tan hermosa y necesaria en estos tiempos), suele confundirse con sinceridad: palabra clave, premisa y don muy especial cuando se habla de este autor, quien desde la placidez de sus palabras, nos hace un guiño y pronuncia:



“No sospechan que / sostengo la mentira / soy el sagrado corazón de mi padre / heredero de lo que maldije de él / por lo que mi hijo me ha de crucificar”.



Nuvia Estévez



Puerto Padre, febrero, 2006

viernes, 23 de noviembre de 2012

PORQUE LEER EL ULISES DE JOYCE.




Muchos fracasan antes del intento. Un mito dentro de la literatura, terminó siendo un libro aterrador, enorme en su tamaño y su ambición. Sin embargo brillante. Libro que, apenas publicado se convirtió en un clásico, y James Joyce, por su parte, elevado a la categoría de genio. Y no deja de ser una paradoja que se demorara 24 años en escribir un día (16 de junio de 1904) Y que, muchos reconocen no haber leído entero, entre ellos Jorge Luís Borges, eximio ratón de biblioteca.
Y es que las dificultades del Ulises son enormes. Aunque sobran manuales, análisis y recomendaciones antes de emprender la lectura, sigue siendo un enorme reto a la inteligencia, pero por sobre todo a la paciencia. Pocos lo terminan, menos son los que creen comprenderlo. Porque a veces, el Ulises y sus personajes no dejan de parecer una enciclopedia. Acaso una terrible variación de “Funes el memorioso”.

domingo, 18 de noviembre de 2012

CANCIONES CON HISTORIA: "IMAGIENE", DE JOHN LENNON.


De John Lennon recuerdo muchas cosas. Una de las primeras fue su llegada a Madrid, a la plaza de toros de Las Ventas en el mes de julio de 1965, con The Beatles. Al día siguiente actuaron también en la plaza de La Monumental de Barcelona, y desde Tarragona, donde me encontraba estudiando, viví un fenómeno musical que arrasaba en todo el mundo. John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr ofrecieron un par de conciertos irrepetibles, fue su primera y ultima vez en España.
Se puede decir que con The Beatles se inicia el fenómeno “fans” en nuestro país. Todo un acontecimiento. La locura de los jóvenes, gritos, tirones de pelo, desmayos y un fervor nunca visto, dejan a todos sorprendidos. Algo desconocido. Todos vivimos con pasión aquellos días. La prensa resaltaba en sus crónicas los “aullidos” de las fans y el “temor constante a que se produjera un ataque de histerismo”. No defraudaron. Al contrario, marcaron el comienzo de una etapa, no solo musical, sin precedentes. En poco tiempo se implantó el “peinado Beatle”, signo externo de “estar a la moda” que la juventud mantuvo durante mucho tiempo. The Beatles pronto se hicieron famosos por su estilo en la forma de vestir, su corte de pelo, y su actitud alegre, desafiante, sobre todo Lennon que era el que mejor se desenvolvía con la prensa. Les gustaba la ironía, eran tipos ingeniosos, divertidos y despreocupados. McCartney era el apuesto romántico, Harrison el serio, Ringo el gracioso de la banda y en cuanto a Lennon siempre ejercía de rebelde con inquietudes, el más incisivo de todos.
“Imagine” es la canción por excelencia de John Lennon en solitario y una de sus mejores composiciones. En el año 2004 fue considerada por la revista musical Rolling Stones como la tercera mejor canción de la historia. Publicada en 1971 en el álbum del mismo nombre, hace poco cumplió 40 años. “Imagine” surge de una creencia y la necesidad de compartirla. Su mensaje nunca llegó a la calidad de su música y hasta el propio Lennon lo reconoció diciendo que ”era una canción anti-religiosa, anti-nacionalista, anti-convencional y anti-capitalista, pero tan dulce que enseguida la sociedad la aceptó”. Aunque muchas veces creemos que el envoltorio es más importante que el contenido, y así nos va, en este caso merece la pena: una melodía fuera de lo común, obra de un genio de la música.
 
 John Winston Lennon, nació en Liverpool, Inglaterra, el 9 de octubre de 1940, mientras los aviones nazis bombardeaban la ciudad. Con tan solo 18 años escribió su primera canción, “Hello, Little Girl”, que cinco años más tarde interpretada por The Fourmost llegó a escalar hasta el puesto 10 en las listas de éxitos. Fundador de The Beatles, quizás la mejor banda de rock de la historia con The Rolling Stone, fue un gran compositor. Con Paul Mc Cartney formó una de las parejas más importantes del siglo XX. Juntos firmaron la mayoría de los temas de The Beatles, eran melodías que encajaban a la perfección en el llamado “sonido Liverpool”. Hay un hecho que no admite discusión: sin John Lennon, The Beatles nunca hubieran existido. Era su líder carismático y quien “unió” al grupo al resto de los componentes. De esa etapa musical (1962-1970) hablaremos en un próximo post dedicado a esta banda sin igual.
Solo citar un par de anécdotas de esa época, muy celebradas y también muy famosas. Como la que protagonizó durante un concierto en el Royal Variety Show, al que asistían la Reina Madre y otros miembros de la realeza británica, cuando con su habitual ironía le comentó al público: “Para nuestra siguiente canción, me gustaría pedirles su ayuda. Los del gallinero pueden aplaudir, y el resto de ustedes basta con que hagan sonar sus joyas”. Otra frase, también muy controvertida, fue la que pronunció en 1966: ”The Beatles son más populares que Jesucristo”. Se formó un gran escándalo. Lejos de rectificar puso todavía más énfasis en aclarar que: “No dije que The Beatles son mejores que Jesucristo, dije que somos más populares, como lo puede ser la televisión o cualquier otra cosa”, y agregó que había sido malinterpretado.
En 1966 conoció en un museo a Yoko Ono, artista plástica, japonesa, más tarde amante y luego su segunda esposa. Fue el gran amor de su vida y contrae matrimonio después de divorciarse de Cynthia Powell, su primera mujer, con la que había tenido un hijo. Yoko le animó a pensar en cosas diferentes a la música, y es para muchos la gran causante de la separación de The Beatles.
Lennon abandonó la banda en septiembre de 1969, con alguna actuación esporádica posterior, como la grabación de ”Abbey Road”, su último álbum juntos, para cumplir los compromisos adquiridos. Inicia su carrera como solista cuando empiezan a tener problemas internos. En un principio, estuvo de acuerdo en no hacer pública su decisión porque estaban negociando un contrato de grabación, pero cuando en abril de 1970 se enteró que McCartney había publicado su propio álbum como solista, su reacción no se hizo esperar. Enseguida muestra su malestar y, añadido a la hostilidad que parte de sus compañeros mostraban a Yoko Ono, y que tanto Harrison como  Ringo también estaban hartos de Paul, lo hace público. La verdad es que desde la muerte de Brian Epstein, su manager y amigo, comienza la cuesta abajo de The Beatles. A partir de ahí el enfrentamiento entre Paul y John fue continuo hasta acabar cada uno por su lado. Eso se notó en algunas de las canciones compuestas por Lennon, como “Come Together“, en la que ya muestra lo que será su nuevo estilo. En 1970 apareció “Let It Be”, su álbum póstumo, y aunque había sido grabado antes que “Abbey Road” salió a la venta en el mes de mayo de ese año.
A más de 30 años de su muerte, el vacío dejado por John Lennon, en especial en su faceta como compositor, no ha sido llenado por nadie. Ni siquiera por Paul Mc Cartney, su compañero en The Beatles. Fue un líder, un soñador que nunca tuvo miedo a expresar sus opiniones, equivocadas o no, muchas veces en contra de lo establecido.
John Lennon tocando su famoso piano blanco en su casa de Ascot
Muy poco se puede añadir de John Lennon que no se haya dicho ya. Pacifista, revolucionario, idealista, y con una etiqueta sobre todas: fue el alma, junto a McCartney, del conjunto musical más importante de la historia. Sin embargo, “Imagine” no es un disco de The Beatles sino de Lennon. Tiene algo del sonido “beatle” pero es muy difícil que se hubiera atrevido con esa canción, por muy buena que sea, en sus años con el grupo. Quien recuerde sus dos etapas puede pensar que no existe una gran diferencia entre “Imagine” y por ejemplo “Let it be”, pero la había, y era la paz interior que según él había alcanzado, y que le permitió componer un disco tan melodioso y lleno de contenido. Todo lo que había grabado en solitario hasta 1971 tenía un sonido mucho más áspero. Había una razón para el cambio: iba más en consonancia con su nuevo idealismo, lucha por la paz y mensajes anticapitalistas y antibélicos. Eso sucedió en “Imagine”, un título sugerente donde refleja muchas de sus inquietudes. Una letra inspirada en sus esperanzas por lograr la paz mundial, que sin embargo recibió numerosas críticas por su percepción tan negativa y su ataque frontal a instituciones que no se lo merecían. John Lennon la compuso en su habitación de Ascot, Inglaterra, sentado en un gran piano blanco que se ha hecho casi tan famoso como la propia canción, mientras Yoko Ono le observaba. Una melodía sencilla, de gran belleza que habla de cómo la imaginación puede llegar a cambiar el mundo si se tiene fe.
En 1975, una vez terminada su batalla contra la administración del presidente Nixon, empeñada en expulsarlo de los EE UU por “extranjero indeseable”, se aparta de toda actividad musical y se dedica solo a su familia y a su hijo Sean Ono recién nacido. Así permanece durante cinco largos años hasta 1980, año en que graba con Yoko el álbum ”Double Fantasy”. Poco duró su última etapa. A las pocas semanas de su lanzamiento, el 8 de diciembre de ese mismo año, en presencia de su esposa Yoko Ono, es asesinado a la entrada del edificio Dakota donde vivía por Mark Chapman, un fan perturbado que le disparó cinco veces por la espalda causando su muerte.
“Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor, pero la violencia se practica a plena luz del día”, solía decir John Lennon. Sus canciones fueron aclamadas como himnos contra la guerra, pero hay algo que siempre tuvo claro: ante todo era un ex Beatle, y siempre lo tenía presente al escribir sus canciones .
A veces empleamos el término “es un clásico” para indicar que algo perdurará para siempre. En el caso de “Imagine” quizás se quede corto. Es mucho más que una canción de éxito: es un hito, una declaración, una historia, y sobre todo una bandera para muchos soñadores de los años 70. Un himno contra la guerra. Ni más ni menos.

 
Version Tomada de eltrasterodepalacio.wordpress.com